MóduloCero

Enero 2019

El Módulo Cero suele ser una experiencia muy valiosa para quienes asisten y este no fue la excepción. Los participantes, seres humanos diversos que venían motivados por distintos intereses, con el correr de las horas consolidaron un grupo muy cercano que parecía conocerse desde hace mucho tiempo. Algunos relataban lo intenso del día, parecía que pasaron dos días juntos al menos, y en este tiempo habían logrado olvidarse de sus problemas cotidianos. Eso pasa cuando nos concentramos en conocernos y comprendernos a nosotros mismos y a los demás, cuando nos damos cuenta que el camino es compartido es el mismo… Inquietudes, anhelos y objetivos individuales que sin embargo, como humanidad compartimos una constitución, un destino, y hasta vivimos los mismos desafíos que la época que nos presenta, desafíos disfrazados de problemas que si los miramos más profundamente pueden ser oportunidades para evolucionar.

Cuando hablamos de Coaching Orgánico ECO, hablamos de esto, de acompañar a otro en libertad para decidir; apoyándolo para ampliar su conciencia desde el amor y la apertura, pudiendo observarlo en calma y con la distancia anímica que permite comprender su esencia y su búsqueda, acompañándolo en el retorno al flujo; considerando siempre que durante ese momento fraterno damos y recibimos, que ambos se nutren.

Eso sucedió en este primer MóduloCero de 2019, las amigas y amigos participantes se llevaron contenidos y experiencias para hacerlas vivas al servicio de sus desafíos individuales y nos dejaron sus aportes, sus reflexiones, su impronta. Gracias por venir y aceptar el desafío de conocernos como Seres humanos, reconociéndonos en el otro y acompañándonos en esta jornada experiencial en el camino de ser seres humanos. Una experiencia individual para un encuentro amplio con el otro.